Sobre mí

Soy Elisa López Caja, Psicóloga Sanitaria y Terapeuta familiar con número de colegiada:

¿Por qué elegí estudiar la carrera de psicología y seguir formándome como psicoterapeuta para dedicarme a la terapia?

Siempre he tenido claro que uno de mis mayores intereses son los grupos humanos y las personas en particular. Sus necesidades, peculiaridades, formas de ser y estar, diferencias y problemáticas.

La profesión de psicóloga me ha permitido acercarme a estas personas con nombre y apellidos, a cada historia concreta y única, a los conflictos diferentes que van más allá de un diagnóstico concreto, rígido o estereotipado.

Desde que inicié este camino no he dejado de formarme desde diferentes enfoques y en diferentes técnicas ya que considero la formación como algo imprescindible para cualquier profesional que se dedique a la salud mental y para poder acompañar lo mejor posible a las personas que atiendo.

Mi propio proceso de trabajo personal me ha ayudado a entender que la terapia es también una relación en la que se generan vínculos y donde se pueden proyectar o volcar las mismas necesidades, carencias y ,en definitiva, aquellos problemas por los que una persona comienza el tratamiento. Me ha enseñado a poder colocarme en el lugar del paciente y empatizar con algunas de las reticencias, incomodidades y dificultades que supone iniciar este proceso y, en muchas ocasiones, continuar con el mismo. Me ha brindado la oportunidad de poder salir y entrar del rol de terapeuta para llegar a entender mejor a la persona que tengo delante.